Para hacer más sencilla la navegación hemos organizado el menú en éstas grandes categorías.

Creando momentos Pura Vida

Hablemos de emociones

La ansiedad: un mal silencioso que atormenta a muchos ticos

25 de March 2019

Sentirnos ansiosos porque tenemos que exponer los resultados del proyecto delante de los jefes o porque tenemos una exposición en la universidad es completamente normal. También es normal si nos sentimos ansiosos cuando tenemos exámenes o un evento importante.

Pero hay algunas ocasiones en las que sentimos ansiedad sin saber realmente a qué se debe y esto puede llegar a ser peligroso. La ansiedad es lo que sentimos cuando estamos ante un momento de incertidumbre o cuando tenemos un problema, pero para muchas personas esta sensación se convierte en una pesadilla.

 

ansiedad

 

¿Qué es un ataque de ansiedad?

Los ataques de ansiedad ocurren en cualquier momento, sin previo aviso ni explicación alguna. Los síntomas (como la taquicardia) pueden ser similares a los de un ataque cardíaco, lo que puede provocar que la persona tenga todavía más ansiedad. Estos son algunos de los síntomas más comunes:

  • Aumento repentino de la ansiedad y miedo: puede ocurrir en cualquier momento, incluso en medio de la noche mientras dormimos.
  •  

  • Incremento del ritmo cardíaco: las pulsaciones cardíacas aumentan, indicándole al cuerpo que se está frente a un peligro; aunque este no exista y sea provocado por la mente.
  •  

  • Sudoración fría y calambres en las manos: durante un ataque de ansiedad, la temperatura corporal aumenta y el cuerpo empieza a transpirar.
  •  

  • Temblores en las extremidades: el aumento de las pulsaciones cardíacas puede provocar temblor en las manos y pies.
  •  

  • Dificultad para respirar: la persona puede sentir presión en el pecho y empezar a hiperventilar.
  •  

  • Sentirse fuera de sí mismo, como si se tratara de otra persona (despersonalización)
  •  

  • Temor a morir, aunque no estemos en peligro
  •  

  • Sensación de irrealidad o estar en algo así como otra dimensión
  •  

  • Hormigueo o entumecimiento de los brazos y piernas

 

¿Qué provoca un ataque de ansiedad?

La ansiedad es uno de los males de la época actual. Antes salíamos del trabajo y no había forma de que nos contactaran; ahora tenemos que estar pendientes de Whatsapp, Facebook, Twitter, el correo electrónico. Además, las nuevas generaciones (millenials y centenialls) sentimos la presión de ser exitosos y sobresalir…y cuando no resulta, no sabemos cómo lidiar con la frustración. Eso puede provocar mucha ansiedad.

 

¿Qué debo hacer si tengo ansiedad?

Si siente ansiedad porque tuvo una larga semana de trabajo, es completamente normal. Pero si le pasa con frecuencia y le impide seguir con su vida normal, debe acudir con un psicólogo. En muchas ocasiones, la terapia puede solucionar los problemas de ansiedad, pero a veces es necesario acudir a otros métodos.

 

Alimentos que combaten la ansiedad

  • Vegetales altos en magnesio: la deficiencia de este mineral está relacionada con el aumento en la ansiedad y el estrés. Por eso, los expertos recomiendan consumir espinacas y acelgas.
  •  

  • Pescados altos en Omega 3: los ácidos grasos son muy buenos para luchar contra la ansiedad. El Omega 3 se puede encontrar en el salmón y las sardinas.
  •  

  • Tomar un vaso de leche: el remedio de las mamás cuando no podíamos dormir, era darnos leche caliente. ¡Y tenían toda la razón! La leche es alta en vitamina B12 y reduce la presión arterial.
  •  

  • Almendras: las almendras son perfectas para cuando tenemos ansiedad. Estos frutos secos ayudan a quitar la ansiedad y mejoran nuestro sistema inmune.
  •  

  • Espárragos: está comprobado científicamente que este alimento ayuda a bajar los niveles de ansiedad y estrés.
  •  

  • Chocolate negro: el cacao ayuda a la liberación de serotonina (la hormona de la felicidad), lo cual nos hace sentir más tranquilos.
  •  

  • Tés tranquilizantes: el té de tilo es una excelente opción para poder tranquilizarse, sin tener que acudir a los medicamentos.
  •  

  • Suplementos alimenticios: la L-Teanina se ha convertido en un tratamiento natural contra la ansiedad. Este suplemento se vende en pastillas y da energía durante el día, pero a la vez relaja y reduce la presión arterial.
  •  

  • Esencia de lavanda: la esencia de lavanda tiene un efecto calmante en las personas y también en los animales. Si tiene ansiedad, puede ponerse gotas de aceite de lavanda detrás de las orejas, en la parte interna de la muñeca o en la almohada antes de dormir. Otra buena forma de aprovechar sus beneficios, es comprarse un difusor de esencias y usarlo durante la noche.
  •  

Los prejuicios de tener ansiedad

Tener ansiedad no nos hace personas débiles, locas ni tampoco irracionales. En muchas ocasiones tenemos ganas de llorar sin razón aparente y simplemente nos sentimos mal. La ansiedad es un padecimiento mental que muchas veces es incomprendido e incluso menospreciado. Y por eso es que Costa Rica tiene una enorme incidencia de personas con ansiedad y depresión (que casi siempre van de la mano). Se estima que en nuestro país, 1 de cada 4 personas padece depresión o ataques de ansiedad y aun así, cuando ocurre, no sabemos  a quién acudir.

 

¿Cuándo acudir a un psiquiatra?

Los psiquiatras son algo así como los psicólogos, pero prescriben recetas con medicamentos que nos pueden ayudar. Pero no se trata de un tratamiento mágico ni de pastillas que solucionan todos nuestros problemas. Es más bien un tratamiento con medicamentos como Clonazepam que nos ayudan a lidiar con los síntomas.

La única persona capaz de saber cuándo necesita algo más que terapia con un psicólogo, es usted. Si la ansiedad le impide salir de su casa, trabajar en paz, concentrarse o seguir con su vida normal; definitivamente necesita ayuda.

La mejor forma de superar la ansiedad es hablando de lo que siente y encontrar lo que está provocándola. También funciona distraerse pensando en situaciones bonitas o escuchando canciones que lo relajen. A mí me sirve enumerar los animales que viven en una granja. Parece tonto, pero lleva mi mente a otro lugar, a mi infancia y me aleja de los pensamientos negativos y la ansiedad.

¡No lo haga solo! Busque ayuda en sus amigos, familiares o compañeros de trabajo. El proceso es más fácil si se cuenta con una red de apoyo que nos crea, acompañe, escuche y nos haga sentir mejor. Y recuerde: tener ansiedad no es un síntoma de debilidad, simplemente quiere decir que su cerebro está procesando más información de la que debería.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Cargando comentarios de facebook ...

¿Gusta de más consejos como estos?
SUSCRÍBASE