Para hacer más sencilla la navegación hemos organizado el menú en éstas grandes categorías.

Creando momentos Pura Vida

Relaciones

Navidad sin tí: 4 consejos para sobrellevar una ruptura durante el fin de año

20 de December 2018

Llegó Navidad y yo sin tí….

Ya nos lo adelantaba El Buki: una ruptura romántica es siempre difícil. Pero terminar con su pareja en  los últimos días del año resulta bastante duro. Diciembre es una época en la que todas las personas comparten un tiempo en familia con sus seres queridos y por eso la ausencia de su pareja está muy presente.

La realidad es que la Navidad, y todo el estrés que conlleva, aumenta el consumo de alcohol, las presiones familiares y las expectativas sociales y profesionales. No es de extrañar que muchas relaciones, sea de la naturaleza que sean, a menudo sucumban en una época tan cargada de emociones.

Por esta razón, las fiestas de fin de año también se transforman en un período triste para muchas personas. Si usted ha sufrido una ruptura y teme que la época navideña le afecte, aquí les damos algunos consejos para combatir la tristeza de estos días.

 
nadidad sin ti ruptura
 

¿De verdad se acabó?

Antes de que pueda comenzar el proceso de recuperación, es importante aceptar plenamente que la relación ha terminado y que no hay nada que salvar. Quizá haya habido muchas discusiones y hay muchas cosas que usted pudo haber hecho (o dicho) de forma distinta. Pero, antes de hacer un recuento, es importante darle cierre a la relación.

Si bien es una época para hacerse preguntas importantes, no se puede tapar el sol con un dedo. El primer paso para sanar es admitir que, aunque en un pasado reciente habían dos personas que se tenían mucho cariño, esa relación ya no existe. Aunque suene doloroso, este es el primer paso hacia nuevos comienzos.

Pero, ¿basta con admitir que la relación acabó? ¿O hay otros pasos por tomar?

 

Dejar ir

Una parte esencial del proceso de curación es dejar ir. Esto significa dejar ir la culpa, los sueños de cómo podría haber sido diferente, las acusaciones y las recriminaciones. Significa dejar ir todas las esperanzas que usted tenía para esta relación. Esta es la parte más difícil. Pero, como cualquier dolor causado por la pérdida, lo que se necesita para sanar es tiempo y mucho amor propio.

Por eso es importante leer el primer apartado antes de leer este segundo. Una parte fundamental de dejar ir es admitir que ya acabó. Si usted no sigue esos dos pasos, puede que el proceso de curación sea excesivamente largo y doloroso. De no ser así, usted pasará una Navidad innecesariamente difícil.

¿Qué se puede hacer para dejar ir? Pues, eso depende mucho de la persona. Algunas personas son más confrontativas y prefieren tener esa conversación difícil. Sí, hablamos de sentarse con la otra persona,  para entender lo que salió mal y dejar todo claro y sobre la mesa. Sin embargo, todos los procesos son distintos.

Otras personas prefieren tomar distancia para recuperarse. Tal vez sean amigos en el futuro, tal vez no; pero sí es inevitable darse un espacio para dejar que los sentimientos se asienten. A veces, todo lo que se necesita para sanar es un poco de tiempo.

 

Dicen que año nuevo, vida nueva

El comienzo de un nuevo año es un buen momento para empezar de nuevo. Todo el mundo usa el cambio de calendario para hacer esas pequeñas modificaciones en su vida, como dejar de fumar o perder esos molestos kilos de más. Por eso, si la ruptura es reciente, ¿qué mejor momento para empezar nuevos proyectos y establecer nuevas metas, que un nuevo año?

Evite fijarse objetivos imposibles, pero haga cualquier pequeño cambio que le ayude a sentirse bien consigo mismo. Intente reconectarse con sus amigos, retomar aquellas cosas que le gustaba hacer (como salir a correr o caminar por la montaña) o buscar nuevas actividades para sus ratos libres.

Hablando de ejercicio, este es un excelente antídoto para la depresión porque produce endorfinas. Ahora, no es necesario ir al gimnasio todos los días; basta con una caminata de 20 minutos a la hora de almuerzo. Esto le ayudará a despejar su mente y sobrellevar el día con buen ánimo.

 

Mirar hacia el futuro

Es demasiado fácil revolcarse en el dolor del pasado. Sin embargo, en algún momento las lágrimas se secan. Aunque quizá haya momentos en los cuales usted se desespere. Pero no se ahogue en sus penas. Déjelas correr y llore cuanto pueda. Llegará el momento en el que podrá salir adelante.

El tiempo que toma esto varía enormemente, pues depende de cuánto tiempo estuvo en la relación y del tipo de relación que tenían. Lo más importante es no dejarse llevar por presiones externas. Solo usted sabe cuándo estará listo para una nueva relación.

Aunque no lo parezca, puede recuperarse de cualquier ruptura; no importa lo doloroso que se sienta en este momento. Obtenga el apoyo de sus amigos y familiares, sea amable con usted mismo. Recuerde, cuando llegue la próxima Navidad, todo esto será un recuerdo lejano.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Cargando comentarios de facebook ...

¿Gusta de más consejos como estos?
SUSCRÍBASE