Para hacer más sencilla la navegación hemos organizado el menú en éstas grandes categorías.

Ideas para mejorar nuestro espacio

¡Hágalo fácil!

4 tips para preparar la comida de toda la semana en una sola tarde

29 de October 2019

Cualquier persona pensaría que preparar comida para la semana es cuestión de hacer un ollón de pasta que dure hasta el domingo. Pero no. No solo esto resulta tedioso (comer la misma pasta masuda por cinco días consecutivos es casi un castigo inhumano), sino que no necesariamente ese menú con las necesidades nutricionales básicas. Las tendencias actuales de food prep (en español, comidas preparadas con antelación) han estado cambiando la forma cómo comemos.

Lo que antes era considerado un mundo para deportistas, fisicoculturistas y fanáticos del gym es ahora la revolución en nuestras cocinas. Una nutrición adecuada es fundamental para que lograr ser una versión más sana de nosotros mismos. Preparar nuestras comidas nos ayuda a alcanzar las metas con mayor facilidad porque tenemos más control sobre lo que consumimos.

Aunque puede sonar intimidante, es muchísimo más práctico tomarse una tarde para preparar la comida, ahorrar tiempo y así, tomar más control sobre todos los aspectos de nuestra alimentación. Si es tiempo lo que nos hace falta, podemos considerar a las comidas preparadas como nuestra principal aliada. Atrás quedarán las filas o tiempos de espera por el almuerzo o todo el tiempo invertido en Google por una receta decente para la cena.

Ahora la pregunta aquí es: ¿cómo comenzamos a preparar comidas nutritivas y que consideren todas nuestras necesidades?

 
preparar comida
 

Es hora de escoger el ingrediente estrella para preparar la comida de toda la semana

A la hora de planear la semana, la forma más simple es pensar en el ingrediente que se convertirá en la base de todos los platos. Puede ser arroz, pollo, albóndigas o ayote. ¡Lo que estemos dispuestos a comer todos los días de la semana! La idea es preparar una gran cantidad de ese ingrediente y luego agregarle distintos aderezos o acompañamientos que puedan cambiar el plato.

Por ejemplo, se puede comprar unas tres o cuatro pechugas y aderezarlas con hierbas, sal, pimienta y aceite. Las pechugas se colocan sobre una bandeja y se hornean durante unos veinte a veinticinco minutos, o hasta que estén completamente cocidas. Luego, cortamos las pechugas en trocitos y las colocamos sobre arroz, vegetales, pasta o tortillas de harina. ¡Y listo!

 

Comida preparada que dure

Uno de los principales problemas de las comidas preparadas es lograr mantener la comida fresca y apetecible a lo largo de la semana. Esto no es un problema durante los primeros días, pero puede volverse realmente desagradable hacia el final. Los vegetales se suavizan mucho, las carnes están más hulosas y las harinas (en especial las pastas) pierden su textura. Uck.

La mejor recomendación para asegurar la frescura de nuestros alimentos es elegir un método de cocción que ayude a preservar mejor lo que cocinamos. Los vegetales al horno, por ejemplo, contienen menos agua y pueden mantenerse bien por más tiempo. Entre menos agua tiene la comida, es más probable es que permanezca fresca por más tiempo.

El mismo principio aplica a los vegetales frescos o hervidos (sí, esto va para todas aquellas personas que disfrutan de las ensaladas). Muchos pueden aguantar hasta cuatro o cinco días en el refrigerador si los secamos con un pañito antes de guardarlas en recipientes por separado.

Y ahora que hablamos de recipientes, es importante recordarles que el orden es la madre de las comidas preparadas. Siempre es bueno contar con una reserva considerable de recipientes en los que podamos guardar los alimentos. Colocar los alimentos en recipientes aparte permite menor contaminación. Solo es cuestión de sacar la comida para servirla en un tupper aparte y listo.

 

A falta de ideas, libros

Preparar el menú semanal puede ser una labor tediosa para muchas personas. ¿De qué forma cocinamos el bistec hoy? ¿Hacemos frijoles o garbanzos? Se requiere de una buena logística y un buen conocimiento de los alimentos y cómo prepararlos. Para quienes no quieren diseñar un menú de cero, les es útil saber que hay personas que ya hicieron ese trabajo.

Los blogs y libros sobre food prep son un excelente recurso. En estos podemos encontrar recetas convenientes y deliciosas que se adaptan con facilidad a nuestro presupuesto. Además, muchos de estos recursos incluyen información importante sobre cómo cocinar de forma más eficiente.

 

Un poquito de todo

La comida preparada previene los atracones y que comamos más de la cuenta. Comer de más se vuelve mucho más fácil cuando la comida está servida en platos gigantes. Y las grandes cadenas de comidas rápidas saben cómo darte más comida (¡y grasa!) por menos dinero. Pero cuando colocamos las comidas en recipientes, solucionamos parte del problema.

Como hay un espacio limitado, las personas comienzan a pensar más en qué incluyen en sus recipientes. Lo ideal es seguir los lineamientos nutricionales e incluir carbohidratos, proteína y vegetales en las proporciones adecuadas. Es decir, una porción de carne que no sea más grande que la palma de la mano y suficientes vegetales para llenar la mitad del recipiente.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Cargando comentarios de facebook ...

¿Gusta de más consejos como estos?
SUSCRÍBASE