Para hacer más sencilla la navegación hemos organizado el menú en éstas grandes categorías.

Ideas para mejorar nuestro espacio

¡Hágalo fácil!

5 recetas con verduras ocultas para los que odian las verduras

04 de June 2019

Aceptémoslo: no todos amamos las verduras. Es más: me atrevería a decir que nadie las comería si no fuera porque realmente nuestro cuerpo las necesita.

Pero muchas personas van más allá y realmente no las toleran. Y pueden ser tanto niños como adultos quienes simplemente no disfrutan del sabor o la textura de las verduras.

Y bueno: si existe la pizza. ¿Quién necesita las verduras? Por eso, tenemos un par de truquillos para disfrazar las verduras en las comidas menos sospechadas.

 

verduras ocultas

 

Pancakes con sorpresa de verduras (que nadie notará)

Podemos empezar a meter verduras en la comida desde muy temprano en la mañana. Aquí lo importante es elegir la verdura (puede ser zanahoria o zuquini) y luego mezclarlo con la receta base. Para esto necesitamos:

  • 1 taza de avena integral
  •  
     

  • 2 huevos
  •  

  • 1 chorrito de leche
  •  

  • 1 pizca de canela
  •  

  • Sustituto de azúcar
  •  

  • 1 cucharadita de polvo de hornear
  •  

  • 1 taza de zanahoria rallada o zuquini rallado

 

Mezcle todos los ingredientes en la licuadora, hasta que tenga una contextura espesa. Ponga un poco de aceite en el sartén y vierta la mezcla en forma de pancakes. ¡Nadie notará que tiene verduras!

 

Muffins de verduras

¿Y si acompañamos el café de la tarde con una repostería casera y saludable? Para prepararlos necesitamos:

  • 2 camotes pelados y cortados.
  •  

  • 2 huevos
  •  

  • 5 cucharadas de mantequoilla
  •  

  • ½ taza de leche
  •  

  • 1 y ½ taza de harina
  •  

  • ½ taza de zuquini
  •  

  • ½ taza de azúcar o sustituto
  •  

  • 2 cucharaditas de polvo de hornear
  •  

  • ¼ de cucharadita de sal marina
  •  

  • 1 y ½ taza de espinacas frescas
  •  

  • 1 taza de queso rallado

 

Preparación:

  • Caliente el horno a 180°
  •  

  • Engrase los moldes para muffins.
  •  

  • Cocine el camote en el microondas o en la cocina. Elimine los líquidos y conviértalo en puré.
  •  

  • Ralle la media taza de zuquini y agréguelo a la mezcla.
  •  

  • En un tazón aparte, bata los huevos, la mantequilla y la leche.
  •  

  • En otro tazón, bata la harina, el azúcar, el polvo de hornear y la sal. Cuando estén mezclados, junte los ingredientes secos con los húmedos.
  •  

  • Agregue el camote, la espinaca y el queso. Bata hasta que se mezclen bien.
  •  

  • Vierta la mezcla en un molde para muffins y llénelo ¾.
  •  

  • Hornee por 20 minutos hasta que introduzca un tenedor y salga limpio.

 

Croquetas de espinacas

Ok puede que el nombre revele un poco los ingredientes, pero siguen siendo verduras que saben ricas. Las croquetas son algo así como el chifrijo en España. Son fáciles de hacer y deliciosas. Para prepararlas necesitamos:

  • 250 gramos de espinacas
  •  

  • Medio litro de leche
  •  

  • 50 gramos de mantequilla
  •  

  • 2 huevos batidos
  •  

  • Pan rallado
  •  

  • Aceite para freír
  •  

  • Pimienta y sal al gusto

La preparación no es nada del otro mundo. Así que tome nota:

  • Primero debe poner la leche a calentar a fuego lento. No la descuide ni un minuto.
  •  

  • En otra olla, derrita la mantequilla y agregue la harina. Mezcle bien.
  • Añada la leche caliente poco a poco en la mezcla de mantequilla y harina, sin dejar de revolver para evitar que se formen grumos.
  •  

  • Cuando la mezcla esté espesa, agregue las hojas de espinacas (previamente lavadas y escurridas) y revuelva.
  •  

  • Agregue sal y pimienta.
  •  

  • Aparte la mezcla del fuego y déjela enfriar. Ponga la mezcla en un plato.
  •  

  • Mientras tanto, bata los huevos en un plato hondo.
  •  

  • Cuando la masa esté fría, forme pequeñas croquetas con las manos o con una cuchara.
  •  

  • Pase cada una de las croquetas por el huevo batido y luego por el pan rallado.
  •  

  • Fría las croquetas en aceite y luego escúrralas en toallas de cocina.
  •  

  • Sirva las croquetas en una salsa de tomate natural (2 tomates maduros en la licuadora, agregue cebolla, culantro y cocine. Puede añadirle maicena para darle espesor)
  •  

 

Hummus de garbanzos y zanahoria

El hummus es el dip libanés por excelencia y además, una de las comidas más comunes de oriente. Suena complicado, pero su preparación no podría ser más sencilla. Para prepararlo necesitamos:

 

  • 4 zanahorias peladas y picadas en trozos medianos.
  •  

  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  •  

  • Curry y sal al gusto
  •  

  • 1 taza de garbanzos cocinados
  •  

  • 1 diente de ajo pelado
  •  

  • ¼ cucharadita de páprika.
  •  

  • El jugo de 2 limones
  •  

 

La elaboración es muy sencilla, lo que más tarda es rostizar las zanahorias. Pero ya llegaremos a eso:

 

  • Pele las zanahorias, córtelas en rodajas y póngalas en una bandeja para hornear. Agrégueles una cucharada de aceite de oliva, condimente con sal y pimienta.
  •  

  • Hornee por 20 minutos a 200° o hasta que las zanahorias estén suaves. Déjelas enfriar.
  •  

  • Meta las zanahorias en el procesador de alimentos (o la licuadora) y déjelo actuar hasta que estén picadas de forma fina.
  •  

  • Agregue el resto de los ingredientes en el procesador de alimentos. Póngale limón al gusto, hasta tener la consistencia deseada.
  •  

  • Pare el procesador y mezcle todo con la cuchara.
  •  

  • Colóquelo en un recipiente con tapa y podrá mantenerlo hasta 3 semanas en la refrigeradora.

 

Bolitas de arroz con verduras y queso

Las bolitas de arroz son un verdadero éxito: crujientes por fuera, suaves y cremosas por dentro…¡Y hasta saludables pueden ser! Para prepararlas necesitamos:

  • 100 gramos de arroz
  •  

  • 3 cucharadas de mantequilla
  •  

  • Sal y pimienta al gusto
  •  

  • 400 ml de caldo de verduras
  •  

  • 1 tomate maduro
  •  

  • 50 gramos de queso parmesano rallado
  •  

  • 1 cebolla
  •  

  • 1 huevo
  •  

  • 150 gramos de petit pois
  •  

  • Pan rallado
  •  

  • 200 gramos de queso mozarela
  •  

  • Aceite de oliva
  •  

  • Harina

La preparación puede parecer compleja, pero el resultado vale mucho la pena:

  • Pique la cebolla y el tomate. Caliente una cucharada de mantequilla en el sartén, agregue la mitad de la cebolla y sofríala por 5 minutos.
  •  

  • Agregue el tomate y los petit pois y cocine por 10 minutos hasta que se reduzca el exceso de líquido. Retire la mezcla del fuego y agregue la pimienta y la sal. Este será el relleno.
  •  

  • Pique el queso mozarela en trozos pequeños y agréguelo todo a la mezcla, revuelva bien.
  •  

  • Ponga el resto de la mantequilla a derretir en una olla y agregue la otra mitad de la cebolla bien picada. Cocine en fuego bajo por 3 minutos. Agregue el arroz crudo y mezcle. Agregue el caldo poco a poco para que el arroz lo absorba, sin dejar de revolver.
  •  

  • Cuando el arroz esté listo, agregue el queso parmesano y déjelo enfriar.
  •  

  • Forme pequeñas bolas de arroz y extiéndalas en su mano. Coloque una cucharadita de relleno en el centro y dele forma de bola. Páselas por harina, huevo batido y luego por pan rallado.
  •  

  • Póngalas a freír en aceite caliente y disfrútelas.

 

Si no le gusta alguna de las verduras, puede cambiarlas por otras: póngase creativo con la brócoli, coliflor, ayote, chayote, espinaca, zanahoria y otras más.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Cargando comentarios de facebook ...

¿Gusta de más consejos como estos?
SUSCRÍBASE