Para hacer más sencilla la navegación hemos organizado el menú en éstas grandes categorías.

Ideas para mejorar nuestro espacio

Saboree

¿Cómo comer en Barrio Escalante con poco presupuesto?

25 de October 2019

Ahh… Barrio Escalante. Mucho se hablado de este barrio. Desde que inició su proceso de gentrificación, tanto sus habitantes como las personas que lo visitan regularmente han visto cómo este lugar se ha transformado. Las manzanas cercanas a la calle 33 se han convertido en el Paseo Gastronómico La Luz, el sitio predilecto para comer rico un fin de semana en San José.

Decenas de comercios han abierto, muchos ofreciendo una propuesta gastronómica que busca captar la atención de paladares exigentes. Basta con un paseo rápido por el barrio para ver restaurantes de todo tipo: cocina turca, peruana, italiana, japonesa, internacional… ¡lo que queramos!

Al mismo tiempo, la gran oferta viene a un costo. Aunque no se haya hecho un estimado del precio por persona en los restaurantes del barrio, basta con ver el menú de cada restaurante para darse una idea de cuánto se debe invertir. Y para todas aquellas personas que creen en comer rico sin tener que desembolsar grandes cantidades de dinero, Barrio Escalante se vuelve un lujo.

 

¿Es posible comer en Barrio Escalante sin afectar la billetera? La respuesta es sí.

 
Barrio Escalante
 

Underground Brew Café

Las cafeterías de Barrio Escalante son una muestra clara de por qué el café costarricense es tan único. Una taza de café humeante es, en muchos casos, lo único que necesitamos para seguir con nuestra rutina.

Sin embargo, para quienes disfrutan del café o quienes usan las cafeterías como lugar de teletrabajo, saben que no se puede consumir solamente una taza. La tacita de capuchino va usualmente acompañada de un sánguche, o una galleta, o repostería recién hecha. Y es ahí donde todo cambia. De repente, lo que gastamos en una cafetería equivale a un segundo almuerzo (¡o más!).

Underground Brew no solo ofrece café de especialidad, también es uno de los lugares más cómodos de Escalante en términos de precio. Escondido del ruido de la calle 33, este es el sitio perfecto para tomarse un capuchino con una tajada de pastel de limón casero. Uno de los secretos mejor guardados del barrio: el Underground tiene una de las mejores ofertas de postres en el área.

Underground Brew es un rincón escondido en el barrio, donde se puede tomar un buen café en un ambiente íntimo y cálido.

 

Chinchillete

Si se tuviera que describir a Chinchillete en una sola palabra, esta sería divertido. Oculto en una de las calles aledañas a la 33, esta cafetería es un lugar donde se puede jugar un juego de mesa y tomarse una pinta de cerveza artesanal o bien, comer waffles acompañados de una taza de cold brew.

Chinchillete cuenta con diversos espacios para comer y compartir con las demás personas. Si la persona anda buscando un lugar tranquilo, este café cuenta con una pequeña biblioteca en español e inglés. Para los fanáticos de la lectura, Chinchillete es el lugar ideal para pasar tardes enteras hundido entre libros y buena comida.

 

Tomillo

El chef Pablo Bonilla describe a Tomillo como “street food saludable”, pero hay algo más que eso. El restaurante ofrece gallos, bowls y pitas de con diversos rellenos – desde costilla de cerdo hasta picadillo de papa y picadillo de arracache. Pero más que un restaurante de vibra relajada, donde se puede comer un par de gallos y un refresco antes de seguir con la rutina diaria, Tomillo es un centro de educación e investigación culinaria.

Bonilla, quien ha estado vinculado al Proyecto Jirondai – un colectivo multidisciplinario que intenta preservar el legado cultural de los pueblos indígenas costarricenses -, ha dedicado sus esfuerzos a investigar la cocina ancestral. Los resultados de años de investigación están al alcance de todas las personas: Tomillo ofrece un menú de degustación de gastronomía bribri a un precio muy cómodo.

Aparte de esto, Bonilla ofrece capacitaciones, talleres y está buscando constantemente cómo utilizar la gastronomía para entender el mundo de los demás.

 

Árbol de Seda

¿Qué no se ha dicho sobre Árbol de Seda? El Arbolito, como es llamado de cariño, es la definición de comida con amor. Su chef y co-dueña, Lalay Flórez-Estrada, ha logrado un menú único a base de vegetales, olores y texturas. Esta joven chef utiliza sus diferentes influencias para sorprendernos con platos verdaderamente únicos.

Otra cosa que sorprende del Árbol son las porciones. El wrap de falafel o la sopa de tortilla vienen en presentaciones generosas. Para quienes están buscando un lugar con una buena relación entre sabor, cantidad de comida y precio, deberían considerar este restaurante como una de sus primeras opciones.

Aparte de esto, el Árbol de Seda tiene un menú de brunch que está disponible los fines de semana. Aquí pueden encontrar algunos viejos clásicos como los enyucados y platos más experimentales como la sushitza (sí, es una pizza a base de arroz y con ingredientes que usualmente encontraríamos en un rollo de sushi).

Comida balanceada y saludable, pero que al mismo tiempo sea reconfortante: eso es el Arbolito.

¡Anímese a probar estos lugares! Le aseguramos que ni usted ni su billetera se van a arrepentir. 

Crédito fotografía: Joseph Navarro

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Cargando comentarios de facebook ...

¿Gusta de más consejos como estos?
SUSCRÍBASE