Para hacer más sencilla la navegación hemos organizado el menú en éstas grandes categorías.

Llegue a su destino sin preocupaciones

Le recomiendo

5 cosas que debe saber para andar seguro en su carro

02 de November 2018

No hay nada peor que tener que interrumpir o cancelar un paseo porque el carro está teniendo problemas mecánicos. ¿A quién no le ha pasado? Desde la llanta ponchada en calle de lastre, hasta dificultad para reiniciar el vehículo después de una parada estratégica… muchas cosas pueden pasarnos cuando andamos en carretera.

No basta con saber manejar: si somos dueños de un vehículo, también somos responsables del mantenimiento del mismo, aún más si estamos planeando recorrer largas distancias en él. Muchas cosas se pueden solucionar yendo al mecánico, claro. Pero, para vivir PuraVida, hay cosas que no deben quedar únicamente en el mecánico.

Existen algunas cosas que podemos hacer para prevenir y solucionar problemas en el sitio y el momento en el que suceden. O incluso antes de salir de la casa; por eso aquí le decimos cosas que usted debe hacer si usted tiene un carro.

 

Revisar el radiador antes de salir

Uno de los problemas más comunes a la hora de pasear es el sobrecalentamiento del radiador: esto sucede porque no se prestó atención al nivel de refrigerante en el tanque de expansión. Este producto, conocido como “coolant” previene que el motor alcance temperaturas peligrosas para el funcionamiento del carro. El coolant se puede conseguir en ferreterías y estaciones de servicio – un profesional puede indicarle cada cuánto debe de reemplazar el refrigerante.

Existe una prueba que podemos hacer para verificar el estado del radiador: consiste en encender el motor por cinco minutos y luego elevar sus revoluciones a 2500 por quince minutos más – esto forzará el sistema de refrigeración a trabajar en un 100%. Si determinamos que la temperatura del motor se eleva a más de la mitad después de este proceso, lo mejor es llevar el carro a un mecánico antes de aventurarse en carretera.

 
carro
 

Revisar el aceite

Otra cosa que podemos aprender a hacer para evitar inconvenientes, es acostumbrarnos a revisar el aceite del auto y estar pendientes de cuando se necesita un cambio. Se trata de un procedimiento sencillo que podemos llevar a cabo antes de salir.

Primero, debemos valorar el nivel del aceite extrayendo la varilla graduada, la cual nos indicará si debemos agregar aceite. En el caso de que así sea, debemos averiguar el tipo de aceite que debemos usar, ya que diferentes automóviles requieren de distintos niveles de viscosidad.

Pero no solamente debemos estar pendientes del nivel del aceite: también es importante asegurarse que el mismo esté conservando su calidad – es decir, que se vea uniforme, y que no presente residuos u opacidad.

El aceite también se deberá de cambiar después de cierto tiempo, el cual dependerá del tipo de carro. Algunos automóviles necesitan cambiar el aceite cada aproximadamente 5.000 km (3.000 millas), mientras que otros pueden llegar hasta los 16.000 km o incluso 24.000 km (15.000 millas) sin cambiarlo.

Eso sí: Asegúrese de que el motor esté completamente frío antes de intentar cambiar el aceite.

En caso de que se encienda la luz del aceite en el tablero del automóvil, significará que el nivel de aceite del motor se encuentra peligrosamente bajo. En la mayoría de los casos, la luz del aceite indica una presión baja del aceite. Es posible que se deba a que el nivel de aceite esté bajo o que falle la bomba de aceite. Rellénelo inmediatamente.

 

Cambiar una llanta de su carro

Sobretodo si planeamos manejar de noche o en lugares aislados – o sin posibles asistentes – es de crucial importancia aprender a cambiar un neumático. Aunque parezca obvio, existen muchos conductores que aún no se han tomado el tiempo de aprender a llevar a cabo este simple proceso. Lo primero, claro está, es asegurarse de llevar siempre la llanta de repuesto, la gata, la llave y los triángulos… estas son cosas que siempre deben de estar con nosotros en el vehículo.

También, podemos tomarnos el tiempo de verificar el estado de las llantas para prevenir eventualidades: debemos tomar en cuenta que estos trayectos suelen ser difíciles, y si viajamos por autopista, alcanzando velocidades superiores a los 100 kilómetros por hora, los desgastes severos en los neumáticos o los abombamientos pueden resultar en daño a las llantas, y debemos procurar asegurarnos de que no existan antes de salir.

Si nunca ha cambiado una llanta, le recomendamos que haga la prueba en casa varias veces, y que no se arriesgue a que una llanta ponchada lo agarre fuera de base, especialmente si su ruta atraviesa calles de lastre o de difícil navegación.

Es probable que alguien se detenga a darle una mano, pero de todas formas, un conductor con algo de autonomía debe de tener práctica en este ámbito.

 

Chequear las conexiones de la batería

A veces, hacemos una parada en el camino, solo para volver a un auto que no enciende porque tiene problemas con la batería. Este escenario es toda una pesadilla para un conductor: suele suceder cuando ya estamos lejos de casa, y – si tenemos mala suerte – cuando vamos tarde. Llamar a un proveedor de baterías puede parece la solución obvia, sin embargo, es posible que la batería esté en buen estado, y se trate más bien de un problema con las conexiones.

Con cuidado, podemos revisar que los cables estén bien puestos, y si determinamos que la batería está en efecto descargada, lo mejor es esperar a que un vehículo de algún buen samaritano nos provea de la energía para arrancar el auto otra vez: debemos asegurarnos de llevar el equipo necesario para conectar ambas baterías.

 

Cambiar el filtro de gasolina

Quizá cambiar el filtro de la gasolina no esté dentro de sus prioridades en lo relacionado al mantenimiento de su automóvil, pero cambiar el filtro de manera periódica es una buena idea porque ayuda al funcionamiento adecuado del motor. Esto se debe a que filtro de gasolina está diseñada para atrapar partículas o impurezas antes de llegar a la bomba.

Para cambiarlo, asegúrese primero cuándo debe hacerlo. Muchas fuentes en línea recomiendan hacerlo a partir de los 30.000 kilómetros y hasta los 60.000. El filtro puede aguantar más, pero esto no se recomienda. Luego, siempre revise el manual de su automóvil por las especificaciones de cómo usarlo.

¿Qué otros cuidados usted le da a su carro para mantenerlo en buena condición?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Cargando comentarios de facebook ...

¿Gusta de más consejos como estos?
SUSCRÍBASE