Para hacer más sencilla la navegación hemos organizado el menú en éstas grandes categorías.

Buscando el balance perfecto para ser Pura Vida

Salud

10 remedios caseros para aliviar el dolor de garganta

25 de September 2019

Si sus defensas están por el piso- al igual que las mías- es probable que ya superara el primer resfriado del año. Pero luego de la tormenta de mocos, estornudos y malestar de cuerpo, no siempre viene la calma; a veces viene el dolor de garganta.

La garganta es tan delicada que con solo escuchar la palabra “germen”, empezamos a carraspear y antes de que nos demos cuenta, estamos hablando como Darth Vader versión criolla.

Además de ser molesto, el dolor de garganta puede llegar a ser muy doloroso. Así que le tenemos los mejores remedios caseros contra el dolor.

 

 

Las gárgaras que nunca fallan

Cuando estaba pequeñita y me dolía la garganta, mi mamá me mandaba a hacer gárgaras o enjuagues de agua caliente con sal. ¡Y yo las odiaba con todo mi corazón! Pero siempre amanecía mucho mejor de cómo me había ido a dormir.

Hacer gárgaras de agua tibia con sal, ayuda a reducir la inflamación en la garganta y al modificar el pH de la boca; hace que se vuelva inhabitable para las bacterias.

¿Cómo prepararlo? Mezcle 2 cucharadas de sal con agua tibia y revuelva. Haga gárgaras hasta que acabe y no se trague el agua.

 

Chupe un diente de ajo

No es divertido y mucho menos huele rico. ¡Pero es súper efectivo para aliviar el dolor! El ajo es un poderoso antibacteriano natural que podemos aprovechar. Trate de pasar el diente de ajo por toda su boca y rozarlo con los dientes. Eso sí: el olor no se va a quitar en todo el día (la ventaja es que el dolor sí)

 

Tome vinagre de manzana

El vinagre de manzana es muy ácido, por lo que es una excelente forma para luchar contra las bacterias que se alojan en nuestra garganta. Tomarlo no es necesariamente placentero, pero le aseguro que no se va a arrepentir.

¿Cómo prepararlo? Solo debe mezclar una cucharada de vinagre de manzana con una de miel de abeja y una taza de agua tibia. Trate de tomarlo lo más caliente posible.

 

Alivie el dolor de garganta con miel, jengibre y limón

No hay mejor remedio casero para aliviar el dolor de garganta, que un delicioso té que nos despeje las vías respiratorias y de paso, alivie el dolor.

¿Cómo prepararlo? Ralle jengibre y póngalo a reposar en 1 taza de agua caliente. Tápelo por 10 minutos y agregue el jugo de medio limón y 2 cucharadas de miel. ¡Tómeselo cuando todavía está caliente!

 

Tome sopa de pollo

¡El mejor remedio para sacar la gripe! Tomar sopa de pollo ayuda a eliminar el dolor de garganta  y nos permitirá comer sin tener mucho dolor de garganta.

 

Disfrute una ducha caliente

Una ducha caliente ayuda a despejar las vías respiratorias y a humedecer la garganta, para evitar el dolor. También puede poner eucalipto o romero en una olla caliente, taparse la cabeza y hacer aspiraciones del líquido (básicamente inhalar y exhalar el vapor).

 

Póngase compresas de agua caliente

Si mantenemos la garganta a cierta temperatura, podemos disminuir el dolor que sentimos. Esto ayuda a mejorar la circulación y desinflamar, al relaja los músculos.

¿Cómo prepararlo?  Moje un paño en agua caliente, escúrralo y aplíquelo sobre la garganta. Basta con humedecer un trapo con agua caliente (¡no demasiado!), escurrirlo y colocarlo sobre nuestra garganta para que empiece a funcionar. El calor ensancha los vasos sanguíneos y ayuda a la relajación de los músculos.

 

Disfrute un té de manzanilla

La manzanilla tiene propiedades antibacterianas y además nos abre las vías respiratorias y alivia la inflamación. Solo debe preparar un té de manzanilla como de costumbre, puede endulzarlo con miel.

 

Gárgaras de pimienta cayena

Se puede conseguir en cualquier supermercado y es uno de los remedios perfectos para bajar el dolor de garganta.

¿Cómo prepararlo? Solo debe mezclar media cucharadita de pimienta cayena con media taza de agua caliente. Puede hacer las gárgaras al menos 3 veces al día.

 

Clavo de olor para quitar el dolor

El dolor de garganta es molesto y puede incomodar mucho durante el día. Masticar clavos de olor es una buena forma de aliviar las punzadas del dolor de garganta.

 

Otros consejos para recuperarse pronto

Además de los remedios caseros, hay otros trucos que podemos aplicar para sentirnos mejor.

  • Manténgase hidratado: la hidratación es la clave para que nuestro cuerpo funcione de forma adecuada. Cuando nuestro organismo está luchando contra los gérmenes, necesita más líquidos de la cuenta. Y si tenemos fiebre, con muchísima más razón.
  •  

  • Coma aunque no tenga ganas: el dolor de garganta provoca que comer sea muy doloroso ¡Pero no podemos dejar de hacerlo! Puede tomar sopa, comer puré de papa o camote, tomar batidos de frutas o alguna crema de verduras. Si nuestro cuerpo no recibe los nutrientes que necesita, no podrá luchar contra la infección.
  •  

  • Aumente su consumo de vitamina C: la vitamina C no evita que nos resfriemos, pero ayuda a que los síntomas desaparezcan antes. Puede consumir guayabas, cases, naranjas y limones.
  •  

  • Compre confites de menta: estos confites ayudan a mantener la garganta despejada y a evitar que se nos seque la saliva.
  •  

  • Use aceite esencial de menta o eucalipto para abrir las vías respiratorias: una excelente forma de despejar la garganta, es oliendo gotas de menta o eucalipto.
  •  

  • ¡Duerma! Cuando estamos enfermos, nuestro cuerpo necesita al menos 2 horas extra de sueño para poder reponer la energía que gasta luchando contra los gérmenes.
  •  

  • ¡Abríguese! Hay pocas cosas peores que “ventearse” si está mal de la garganta. El aire frío nos reseca la garganta y provoca que nos duela más.
  •  

  • Tome cosas calientes: las bebidas calientes ayudan a que nuestra garganta esté mejor y las frías las empeoran. Así que lo mejor es tomar té caliente durante todo el día.
  •  

  • ¡No hable más de lo necesario! Forzar nuestra voz puede provocarnos problemas a largo plazo. Recuerde nunca sobre esforzar su garganta.
  •  

  • Mantenga la higiene bucal: cuando nos duele la garganta, no queremos ni cepillarnos los dientes porque nos duele. Pero tenemos que eliminar las bacterias y solo lo podemos lograr si nos cepillamos bien los dientes.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Cargando comentarios de facebook ...

¿Gusta de más consejos como estos?
SUSCRÍBASE