Para hacer más sencilla la navegación hemos organizado el menú en éstas grandes categorías.

Buscando el balance perfecto para ser Pura Vida

Salud

5 suplementos que de verdad funcionan y cómo consumirlos

08 de May 2019

En teoría, deberíamos consumir al menos 5 porciones de frutas y verduras por día. Estas deben ser diferentes todos los días y entre más colores tengamos en el plato, es mejor.

Pero, ¿qué pasa cuando no podemos comer todos los tipos de comida? ¿O cuando simplemente no nos gusta el sabor de ciertos vegetales? Aquí es cuando empezamos a dejar de recibir los nutrientes que necesitamos. Esto también ocurre cuando tenemos una dieta restrictiva, ya sea para bajar de peso o por algún padecimiento (diabetes, colon irritable, intolerancia al gluten o a los lácteos).

Aquí es donde el cuerpo se empieza a resentir, ya que no recibe las vitaminas necesarias. Y empiezan los problemas: cansancio, caída del cabello, dolores de cabeza y articulaciones. ¡Todo por no comer de forma correcta!

Por suerte, hay suplementos que nos pueden dar las vitaminas que necesitamos. Eso sí, la mejor forma de obtenerlas es teniendo una dieta balanceada. Y no olvide consultarle a su doctor antes de empezar a tomar cualquier medicamento,  aunque sea natural.

 

El suplemento para tener cabello y uñas hermosas: colágeno

El colágeno es una proteína que nos permite mantener la piel tersa, las uñas fuertes y el cabello brillante y saludable. Además, también evita la osteoporosis.

Los niveles de colágeno empiezan a disminuir a partir de los 40 años, así que los 30 son una buena época para empezar a tomar este suplemento. Pero puede empezar a tomarlo antes si está embarazada –ya que el bebé absorbe el colágeno- o si padece artritis reumatoide, ya que el colágeno ayuda a aliviar los dolores.  También deben tomarlo los deportistas profesionales, ya que ayuda a acelerar la recuperación muscular y evitar lesiones.

El colágeno se obtiene de forma natural de alimentos como los huevos, la carne y el pescado (especialmente el salmón y el bacalao). Cuando compre el suplemento, asegúrese que se trate de colágeno hidrolizado; ya que es el único que el cuerpo logra absorber.

Contraindicaciones: los fumadores no deben consumir colágeno, ya que el tabaco impide la absorción.  

 

Vitamina E: el suplemento para estar siempre jóvenes

La vitamina E es vital para que nuestro cuerpo funcione de forma correcta. Tiene propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, ayuda a disminuir el colesterol malo y aumenta la fertilidad. Además mejora la apariencia del cabello y la piel, previene las arrugas y mejora la resistencia muscular.

La podemos encontrar de forma natural en las semillas de girasol, maní, almendras, avellanas, aceite de oliva, aguacate y algunos cereales integrales.

Este suplemento es recomendado para mujeres con problemas de fertilidad, pacientes con colesterol alto y personas mayores de 30 años.

Contraindicaciones: los pacientes que tomen anticoagulantes no deben tomar vitamina E, ya que puede provocarles una hemorragia.

 

Calcio para huesos fuertes

El calcio es necesario para poder desarrollar y mantener huesos fuertes, además de impulsar el desarrollo de los músculos y nervios. Si no consumimos suficiente calcio, podemos tener problemas de crecimiento y desarrollar osteoporosis en la etapa adulta.

La principal fuente de calcio es el consumo de productos lácteos. Pero las personas intolerantes o alérgicas a la lactosa, difícilmente logran satisfacer sus necesidades sin consumir lácteos.

Las personas que deben consumir suplementos de calcio son: veganos, intolerantes a la lactosa, personas que consuman enormes cantidades de proteína, pacientes con osteoporosis o si tiene enfermedades intestinales que le impiden absorber bien el calcio.

Antes de empezar a tomar suplementos de calcio, debe preguntarle a su doctor si los necesita y cuál tipo de suplemento necesita. La cantidad varía dependiendo de la edad y sexo, así que no se auto medique.

 

Suplementos de Vitamina B12

La vitamina B12 es vital en la formación de glóbulos rojos, en el mantenimiento del metabolismo y en el funcionamiento correcto del sistema nervioso.

Esta vitamina se puede encontrar en el pollo, la carne de res, el pescado y los lácteos. Por eso, las personas que siguen una dieta vegana o vegetariana no logran obtener la dosis necesaria de esta vitamina. También es aconsejada para personas con enfermedades del colon, adultos mayores y mujeres embarazadas.

SI no consumimos suficiente vitamina B, tenemos un mayor riesgo de sufrir enfermedades cardíacas, demencia, disminución de las funciones cerebrales y un menor desempeño deportivo. Las personas que tienen esta deficiencia, están cansados, bajan de peso y desarrollan anemia.

 

Suplementos de Vitamina C

La vitamina C es una de las 13 catalogadas como esenciales para el ser humano. Fortalece el sistema inmune, aumenta el volumen de la sangre, previene el envejecimiento de las células, nos ayuda a mantener la piel sana y evita las arrugas. Además de ayudar en la absorción del hierro.

Lo que no hace la vitamina C es prevenir resfriados, sino que aminora los síntomas cuando ya estamos enfermos.

La vitamina C se puede encontrar en el chile dulce (tiene más del doble de vitamina que las naranjas), las mandarinas, el kiwi, las fresas, las guayabas, tomates, coliflor, brócoli y berros.

Los fumadores y personas expuestas al humo del cigarro deben consumir al menos 35 mg más de vitamina C para compensar los daños. También los bebés que se alimentan con leche de vaca hervida, las personas que tienen dietas bajas en calorías y quienes tienen problemas de colon y estomacales, que evitan la absorción de los nutrientes. También los pacientes de algunos tipos de cáncer y quienes padecen enfermedades renales que necesiten hemodiálisis.

Lo más recomendado es obtener los nutrientes de los alimentos con alto contenido de vitamina C, pero si debe consumir el suplemento, tome en cuenta que todos funcionan de la misma forma. Así que va a tener el mismo efecto si consume los que da la Caja Costarricense de Seguro Social o los de la farmacia.

Recuerde que aunque los suplementos parezcan inofensivos, debe contar con el permiso de su doctor para empezar cualquier tipo de tratamiento. Y antes de tomar suplementos, piense primero en mejorar su dieta: incluya frutas y verduras en todas sus comidas y de todos los colores posibles. Piérdale el miedo a los batidos verdes y deje atrás la comida chatarra.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Cargando comentarios de facebook ...

¿Gusta de más consejos como estos?
SUSCRÍBASE