Para hacer más sencilla la navegación hemos organizado el menú en éstas grandes categorías.

Dejando huella para vivir Pura Vida

Educándonos

Café: la bebida que descubrió una cabra y casi fue prohibida por un Papa

09 de septiembre 2017

Lo tomamos negro, con leche, con dos de azúcar y algunos pocos en frío. El café es de esas bebidas maravillosas que son indispensables para empezar un buen día.

Nos mejora el ánimo, da energía y hasta nos hace vivir más. Este elixir mágico forma parte de nuestras vidas desde que somos pequeños. Muchos crecimos desayunando café con pan y mantequilla…y probablemente eso nos convirtió en verdaderos amantes de esta bebida.

El café es tan importante para los ticos, que incluso tiene su propio día. Desde 1988, cada 9 de setiembre el aroma del café toma el papel protagónico. Pero, ¿qué tanto sabemos de esta bebida? (Además de que es deliciosa e indispensable para vivir, claro).

Estos son algunos datos curiosos que probablemente no sabía de esta bebida

 
cafe-grano-tomar
 

Le debemos todo a una cabra (deberíamos hacerle un monumento, ¿no?)

Según cuenta la historia, un pastor en Yemen (África) detectó un patrón: cada vez que un grupo de cabras comían bayas de un arbusto, se ponían hiperactivas y corrían por el prado. El pastor le contó el incidente a un monje, quien hirvió las bayas, destiló la bebida y se dio cuenta de que tenía el poder de quitar el sueño.

 

Llegó a Europa en 1500

Los comerciantes árabes se encargaron de extender el café a Europa y poco a poco la costumbre de tomar esta bebida; fue adoptada en el continente.

 

Es un…¿vino?

La palabra café viene del árabe “gahhwat al-bun” y su traducción literal es “vino del grano”. Por eso, en Europa empezaron a denominar el café como “vino árabe”. En Holanda lo tradujeron como “koffie” y luego pasó a llamarse “caffe” en italiano.

 

Tomar café protege al hígado

Un estudio determinó que por cada taza de café que se consume, se reduce en un 22% las probabilidades de desarrollar cirrosis provocada por el alcohol. Y otro estudio realizado en Italia, descubrió que tomar café reduce en un 40% las posibilidades de desarrollar cáncer de hígado.

 

Café instantáneo

La versión rápida del café fue inventada en 1901 en Chicago, por el farmacéutico Satori Kato. Este estilo de café tomó importancia durante la Primera Guerra Mundial, ya que los soldados americanos no podían disfrutar de la bebida tradicional.

 

No siempre ha sido aprobado por la Iglesia

En el año 1600 hubo una polémica en la que el café fue el protagonista. La leyenda cuenta que un grupo de extremistas tuvo la iniciativa de prohibir la bebida. Pero un sorbo fue suficiente para que el Papa Clemente VIII quedara encantado y dijera “¡Esta bebida es tan deliciosa que sería un pecado dejar que sólo los no creyentes la bebieran!”

 

Si es adicto al café…¡No se preocupe! Grandes personajes de la historia también lo fueron

La leyenda cuenta que Napoleón Bonaparte era tan adicto al café, que lo tomaba a pesar de padecer del estómago. Se dice que Ludwig Van Beethoven siempre tomaba café antes de componer. Era tan exigente a la hora de beber, que usaba 60 granos para prepararlo. Ni uno más, ni uno menos.

Sebastian Bach amaba tanto el café, que le compuso una pieza musical y el pensador Voltaire tomaba hasta 30 tazas de café.

Así que la próxima vez que lo tilden de adicto al café, siéntase muy honrado de compartir la misma pasión por esta bebida que varios personajes importantes de la historia.

Y no hay mejor forma de festejar el Día Nacional del Café, que tomando una, dos o tres tazas de esta maravillosa bebida…¡A cualquier hora!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando comentarios de facebook ...

¿Gusta de más consejos como estos?
SUSCRÍBASE