Para hacer más sencilla la navegación hemos organizado el menú en éstas grandes categorías.

Creando momentos Pura Vida

Relaciones

Los 10 mandamientos para mejorar la relación con sus compañeros de trabajo

19 de septiembre 2017

Hay pocas cosas peores que tener que ver a diario a compañeros de trabajo con los que no nos llevamos bien.

 Y seamos realistas: aunque tratemos de  ser los humanos más pacíficos de este universo, es normal que existan roces. Cada persona tiene problemas y situaciones que a simple vista son difíciles de distinguir.

Por eso es normal que algún día estemos de mal humor, al siguiente felices. Y uno que otro día simplemente no queramos hablar con nadie…O que pasemos por todas las fases en menos de 8 horas.

Antes de que nos volvamos locos en la oficina, lo mejor es seguir los consejos de los expertos para mejorar nuestra relación con los compañeros de trabajo.

 
mejorar relación compañeros de trabajo
 

Tener paz con nosotros para luego tenerla con los compañeros de trabajo

La psicóloga María Esther Flores asegura que hay que estar en paz con nosotros mismos y nuestro pasado para poder estar bien con los demás.

Y tiene todo el sentido del mundo. Muchas veces las relaciones de trabajo se dañan porque tenemos heridas abiertas de la infancia y eso provoca que tomemos los conflictos laborales de forma personal.  

Puede que los traumas de la niñez nos jueguen una mala pasada y nos encontremos en una búsqueda desesperada de aprobación de nuestros jefes. O peor aún: topemos con personas “serrucha pisos” que pelean como si fueran nuestros hermanos, en busca de esa misma aprobación.

Así que no está de más sacar cita con su psicólogo para ver si tiene algún tema pendiente con su niño interior.

 

Discutir los problemas hablando siempre en primera persona

Es muy diferente decir “me siento maltratada” a iniciar una discusión con un “usted me maltrata”. ¿Nota la diferencia en el tono? La resolución de conflictos siempre será más efectiva si se usa la primera persona al hablar,  ya que evita que la persona se sienta atacada de forma directa y le abre las puertas al diálogo.

 

No tenga miedo de elogiar a sus compañeros

Un “qué bonitos zapatos” o “qué linda camisa” no cuesta nada. Tampoco cuesta mucho reconocer si un proyecto quedó muy bien gracias a las ideas de algún compañero en particular. Los cumplidos tienen más poder del que se imagina y pueden mejorar el ambiente laboral. Eso sí: deben ser sinceros.

 

Ser agradecidos

Siempre es bueno dar gracias por todo lo que tenemos. Ser agradecidos con la vida, con el dinero que se gana, con la oportunidad de crecimiento, con los jefes…Y si en este momento en particular no está muy a gusto con su trabajo: busque la forma de hacer lo que de verdad le apasiona. Pero mientras tanto: tenga muy claro que es mejor levantarse para ir a trabajar, que hacerlo para ir a buscar trabajo.

 

No olvide la sonrisa

No importa si tiene un mal día. Cuando entre a su trabajo, trate de dejar sus problemas afuera y ponerse su mejor sonrisa.

Sonreír es la mejor arma al iniciar una conversación o hacer una pregunta. Y probablemente haga que sus compañeros también sonrían.
 

Comparta su comida

Lo dice el dicho: panza llena, corazón contento. ¡Y aplica también en el trabajo!

Compartir la comida mejora las relaciones con sus compañeros. Trate de convertir la hora del almuerzo o la del café en un momento de esparcimiento en el que solo se hable de temas agradables, chistes y puro positivismo.

 

Sea solidario

Muchas veces pasamos más horas en la oficina que en nuestra propia casa. Y a veces nos toca compartir demasiado tiempo con nuestros compañeros de trabajo. Tanto, que llegan a convertirse en nuestra segunda familia. Si ve que alguno de sus compañeros está más callado de lo normal, no lo piense dos veces para preguntar si le pasa algo.

Usted puede ser ese hombro que necesita para llorar o simplemente la persona indicada para darle un buen consejo o escucharla.

 

¡Socialice!

Los ticos somos buenos en armar un plan fuera del trabajo con cualquier excusa. Y resulta que los psicólogos lo aprueban…¡bien por nosotros!

Los momentos de relajación hacen que mejore la forma en la que vemos a nuestros compañeros de trabajo.

 

Queridos jefes: no saturen a sus empleados

Si una persona recibe más trabajo del que puede hacer, por más que lo intente, no va a estar feliz. Así que probablemente se vuelva un trabajador irritable, muy antisocial y con pocas ganas de trabajar.

El paso siguiente es desarrollar el síndrome de Pedro Picapiedra y esperar la hora de salida para huir corriendo de la oficina.

 

Yo soy tu amigo fiel

Si algún compañero le cuenta un secreto en confianza: no se lo diga a nadie por ninguna razón. Si la persona confió en usted: nada cuesta ser discreto. Hablar de más provoca que inicien los chismes y le abre el portillo a nuevos conflictos.

Con solo cumplir estos pasos fáciles  cualquier relación laboral va a mejorar. Véalo de esta forma: probablemente deba ver a sus compañeros de trabajo durante algunos años más: 8 horas al día, 5 días a la semana…

Así que a todos les conviene llevarse lo mejor posible y quién sabe: al rato hasta tenga la suerte de terminar trabajando con un montón de amigos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando comentarios de facebook ...

¿Gusta de más consejos como estos?
SUSCRÍBASE