Para hacer más sencilla la navegación hemos organizado el menú en éstas grandes categorías.

Creando momentos Pura Vida

Ser padres

Mi hijo no quiere ir a la escuela….¿Qué hago?

29 de agosto 2017

Imagine este escenario: dejar las cobijas calientitas a las 5 de la mañana, saltar a la ducha, desayunar rápido, entrar a clases a las 7 en punto y luego pasar 5 horas o más tratando de entender primero a Pitágoras, luego al Quijote de la Mancha …¿No suena nada bien, cierto? Si no es lindo para usted, mucho menos para un niño de escuela de 6,10 ó 12 años. Por eso es normal que su hijo en algún momento diga que no quiere ir a la escuela.

Si a las tareas escolares le sumamos las actividades extracurriculares, los amigos, las redes sociales…la situación puede abrumar a cualquiera, al punto que no quiera ir a la escuela.

La psicóloga Patricia Odio asegura que no es raro que un niño quiera faltar a clases, pero que no se debe pasar por alto la situación ya que puede ser un indicador de que algo más está pasando.

 

Escuche a su hijo, tenga paciencia y pregúntele por qué no quiere ir a la escuela

Devuélvase a su niñez y pregúntese: ¿Cómo me hubiera gustado que reaccionaran mis papás? ¡Y hágalo! Si su hijo le dice que no quiere ir a clases, trate de estar tranquilo, escúchelo y no lo regañe.

no quiere ir a la escuela
 

¡Ojo con el bullying!

A nadie le gustan los apodos y las bromas pesadas. ¡Imagine lo que puede hacerle a un niño! La situación puede ser traumática, al punto de provocar que el niño manifieste que no quiere ir a la escuela.

Patricia Odio asegura que los síntomas del bullying incluso pueden manifestarse en el plano físico como dolores de estómago o cabeza. El niño también puede presentar temores infundados a cosas a las que antes no les tenía miedo, falta de apetito y aislamiento

 

Pregunte qué pasa en la escuela

A ningún papá o mamá le sobra el tiempo para ir a reuniones escolares….pero haga un espacio en su agenda para saber qué está pasando con su hijo. Pida una reunión con las maestras o la directora de la institución, para tratar de entender la situación en conjunto.
 
no quiere ir a la escuela
 

Cambiarlo de escuela no siempre es la solución

Dejar atrás los amigos y el espacio con el que está familiarizado, puede ser todavía más traumático. Lo mejor es hablar las cosas con el niño y presentarle las opciones para elegir la mejor en familia.

 

Busque ayuda profesional

En ocasiones los niños no quieren compartir las preocupaciones con sus papás, al punto de que muchos padres sienten que no saben nada de la vida de sus pequeños. Pero no deje pasar la situación y busque ayuda de un especialista. Hablar con otro adulto confiable puede ayudar a resolver la situación.

Si su hijo se comporta de forma extraña y muestra alguno de los síntomas mencionados, lo mejor es que no pase por alto la situación. Los casos de bullying escolar pueden parecer algo menor, pero para un niño se puede convertir en un verdadero infierno.

Así que lo mejor es mantener la comunicación constante con su hijo y ante cualquier duda, consultar con un psicólogo especialista en temas infantiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando comentarios de facebook ...

¿Gusta de más consejos como estos?
SUSCRÍBASE