Para hacer más sencilla la navegación hemos organizado el menú en éstas grandes categorías.

Ideas para mejorar nuestro espacio

¡Hágalo fácil!

Tico promedio gasta unos 180 litros de agua por día

14 de marzo 2018

Antes de que finalice el día usted y yo vamos a gastar 180 litros de agua cada uno. ¿Sabe cuántas personas desean tener aunque sea 1 de esos litros para saciar su sed o un poco más para regar los cultivos?

Según el AyA, en promedio, los ticos gastamos 5.400 litros al mes por persona. Y aunque a muchos nos enseñaron que es un recurso inagotable, ya sabemos que no solo se agota; sino que ese momento está cada vez más cerca.

La idea de ahorrar este líquido vital no es solo bajar el monto del recibo, sino también poner nuestro granito de arena para cuidar el ambiente. Estos son algunos consejos para ahorrar agua:

 
ahorro agua
 

Ojo con el tiempo que pasa en la ducha

¡Una ducha de 5 minutos gasta 95 litros! Así que si usted es de los que  tarda hasta media hora, porque “el agua está muy rica”, podría estar desperdiciando hasta 600 litros de agua.

Así que mañana cuando se bañe, piense en el agua que está literalmente echando por el drenaje y cierre la ducha mientras se enjabona.

Y si la ducha pasa goteando, corra a llamar al fontanero. Podría estar desperdiciando hasta 5 litros de agua por día.

 

Ojo al cepillado de dientes

Una persona común se cepilla los dientes al menos 4 veces al día. Cada minuto con el tubo abierto equivale a 5 litros de agua. Así que si no cerramos el tubo, podemos gastar hasta 20 litros diarios solo en cepillarnos los dientes.

No importa si se cepilla los dientes rápido, o despacio ¡cierre el tubo para evitar el desperdicio!

 

Riegue las plantas en la noche

Si riega el jardín en la mañana, la evaporación provocará que las plantas necesiten agua muy pronto. Por eso, la recomendación es regar las plantas en la noche.  Es mejor para las plantas y para su bolsillo.

 

Lave el carro con un balde

Lavar el carro con manguera gasta hasta 500 litros de agua. En algunos países de Europa está prohibido hacerlo, por el enorme desperdicio que provoca.

Lavarlo con un balde es más difícil, pero piense en todo lo que se va a ahorrar. ¡Y hasta se ejercita!

 

Reutilice el agua de la lavadora

El agua que queda en el tanque después de que lavamos la ropa, realmente no está sucia. En lugar de drenarla, úsela para alimentar el tanque del servicio sanitario o incluso para lavar la acera o paredes de su casa.

 

Ojo con las fugas

Si el recibo aumentó de un mes a otro sin razón aparente, no lo deje pasar. Puede que el servicio sanitario, la ducha o algún tubo tengan una fuga de agua. Así que llame al fontanero de una vez.

Estos consejos son fáciles de poner en práctica y le ayudarán a ahorrar dinero y estar más consciente del gasto que hacemos todos los días. Trate de que su familia también ponga en práctica estos consejos y cuidemos entre todos el ambiente. Eso sí que es vivir PuraVida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando comentarios de facebook ...

¿Gusta de más consejos como estos?
SUSCRÍBASE