Para hacer más sencilla la navegación hemos organizado el menú en éstas grandes categorías.

Ideas para mejorar nuestro espacio

Sobreviviendo a la vida adulta

Guía para aprender a vivir solo sin morir en el intento

05 de noviembre 2017

Vivir bajo el mismo techo que los papás tiene múltiples ventajas: comida lista a cualquier hora, servicio de lavandería (si tiene suerte), la basura desaparece por arte de magia e incluso a veces el cuarto se ordena solo. Y lo más importante: amor de padres las 24 horas del día.

Irse a vivir solo es un gran paso que no debe ser tomado a la ligera. Si ya tomó la decisión y está por dar el salto a la vida adulta, lo mejor es que siga estos consejos.

 
vivir solo-empezar
 

Hacer un presupuesto es la clave para vivir solo

La primera enseñanza que deja vivir solo, es que la vida es muy cara. Los primeros días probablemente sienta ganas de alimentarse a base de pizza y helados; pero con el tiempo se logra entender que todos esos gustos cuestan dinero y que no siempre nos podemos dar el lujo de comer lo que queremos.

Por eso, el primer paso es hacer un presupuesto. Anote en una hoja su salario y réstele los gastos fijos y súmele los recibos de agua, internet y luz. Recuerde que ahora es un adulto responsable y debe rendir ese monto que le quedó durante todo el mes….sin morir de hambre.

 

Anote sus tareas de la semana

La pereza ataca en los primeros días de adultez. El nuevo adulto se da cuenta de que no necesita tender la cama, ni ordenar todos los días. Pero cuando el desorden no desaparece por arte de magia, toca enfrentar la triste realidad.

Una buena forma de organizarse es anotando las tareas de la semana. Incluya los días que debe sacar la basura (sí, la debe sacar usted); la fecha límite para el pago de recibos y cuándo piensa hacer compras.

 

Planifique sus comidas

Al inicio comprará comida para un ejército, pero con el tiempo se pone mejor. Anote lo que quiere comer en la semana y saque los ingredientes que necesita para incluirlos en la lista del súper. Incluya los productos de limpieza; porque si se acaba el papel higiénico ya no es gracioso.

Y acostúmbrese a repetir comida. Porque probablemente prepare arroz suficiente para darle de comer a un ejército y le toque comérselo de todas las formas posibles.

 

¡Ahorre!

Vivir solo no es excusa para descuidar las finanzas. Destine un porcentaje de su salario al ahorro. Una muy buena forma de hacerlo es mediante un ahorro automático con su banco favorito, así no tendrá la posibilidad de gastarlo.

Guarde dinero para imprevistos, viajes y también por si la canasta básica sube de precio. Sí, así de triste es la vida adulta.

 

Planifique su ropa de la semana

No hay nada peor que bañarse y darse cuenta de que ya no tiene ropa limpia. Lleve la cuenta de los días que puede pasar sin lavar ropa y si puede, deje lavada y planchada la ropa de la semana; así se ahorrará el tiempo de indecisión en las mañanas.

 

También debe planear sus fines de semana

Repita conmigo: los fines de semana no son solo para descansar o hacer deporte. También hay que lavar, planchar, alistar la comida de la semana y limpiar la casa.

Haga una lista de las tareas que debe cumplir en la semana y las horas en las que debe hacerlas. Organizarse es la clave para poder hacer todos sus deberes.

 

¡No sea antisocial!

Sonreírle al vecino no le cuesta nada…y lo puede salvar de un mal rato. Si se queda afuera de la casa, se quedó sin azúcar o necesita ayuda; probablemente su vecino se convierta en su mejor opción.

 

No tenga miedo de pedir ayuda

Si no sabe hacer arroz, no tiene claro cómo funciona la lavadora o no sabe cómo matar un ratón (porque sí: también le toca a usted matarlos); pida ayuda. Los papás son los mejores consejeros a la hora de enfrentar la vida adulta. También puede acudir a amigos que estén en la misma situación. Y si no, recuerde que Google tiene todas las respuestas.

No importa si los primeros días quiere salir corriendo de vuelta a la casa de sus papás, le aseguro que todo mejora. La experiencia de vivir solo es realmente satisfactoria y nos ayuda a madurar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando comentarios de facebook ...

¿Gusta de más consejos como estos?
SUSCRÍBASE