Para hacer más sencilla la navegación hemos organizado el menú en éstas grandes categorías.

Buscando el balance perfecto para ser Pura Vida

Salud

7 alimentos que parecen saludables pero no lo son

19 de marzo 2018

Es normal que al momento de hacer las compras en el supermercado nos dejemos llevar por las etiquetas. Pero la triste realidad es que no todos los alimentos light, bajos en grasa o integrales son saludables.

De hecho, algunos de los alimentos que tienen esas etiquetas podrían hacernos subir de peso. Estos son 10 alimentos que parecen ser saludables pero no lo son.

 
alimentos que parecen saludables
 

Pan integral

Aunque su empaque diga “integral” puede que no lo sea. Muchos fabricantes de pan incluyen términos como “multigrano” o “hecho con cereales integrales” aunque los productos no sean realmente integrales.

Un alimento es integral cuando incluye todas las partes esenciales de la semilla, como el salvado y el germen de trigo. Una forma muy fácil de identificar si el pan que compra es integral, es leyendo la etiqueta nutricional. Si el primer ingrediente dice “harina enriquecida”, se trata de un pan sin alto valor nutricional y que definitivamente no es 100% integral.

 

Aderezos bajos en grasa

La forma más fácil de bajar de peso es comiendo más vegetales. Pero hay que aceptarlo: las ensaladas no saben a pizza, hamburguesa o aros de cebolla. Y aquí es donde se nos ocurre la genial idea de bañar la lechuga con algún aderezo bajo en grasa. ¡Pésima idea! Estos aderezos están cargados de azúcar y pueden hacer que la ensalada tenga más calorías que una hamburguesa.

 

Mantequilla de maní

Es una grasa saludable, pero solo si se fabrica sin grasas añadidas. La mayoría de mantequillas de maní que venden en el supermercado, están llenas de aceite y azúcar.

 

Barritas energéticas

De lejos parecen la merienda perfecta para la tarde o antes de ir al gimnasio, pero hay que prestarle mucha atención a los ingredientes. Algunas barras pueden tener hasta 400 calorías, lo que equivale a 1 slice y medio de pizza.

 

Batidos de frutas

Sí, están hechos de frutas. Pero 1 solo vaso de batido puede tener la porción de fruta que necesitamos para 2 días y mucha azúcar añadida.

 

Granola

Comer una taza de granola con yogurt parece un desayuno perfecto, pero no lo es. La granola está hecha con avena, frutos secos, semillas y mucha, mucha azúcar. Además, muchos fabricantes le añaden aceite para darle ese crocante tan rico. Una taza de granola puede tener hasta 600 calorías. Una buena alternativa, es comer  avena integral con leche.

 

Cereales para el desayuno

Casi cualquier variedad de cereal está llena de azúcar, grasa y calorías innecesarias para empezar nuestro día. No cabe duda de que son deliciosos, pero están muy lejos de ser una opción saludable.

Muchos incluso aseguran ser una fuente de proteína y en letras pequeñas dice “si se consume con leche”.

Si quiere empezar su día con energía, consuma comida real; no de paquete. Pruebe comiendo huevos con jamón, cebolla o queso. Y desayune cereal solo una vez por semana.

Empiece a leer etiquetas con cuidado para que no le metan gato por liebre. Y recuerde que la mejor forma de comer saludable, es alimentándose con lo que nos da la naturaleza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando comentarios de facebook ...

¿Gusta de más consejos como estos?
SUSCRÍBASE