Para hacer más sencilla la navegación hemos organizado el menú en éstas grandes categorías.

Buscando el balance perfecto para ser Pura Vida

Salud

5 tips de para aprender a hacer compras más saludables

23 de marzo 2018

La clave para comer saludable no está en ninguna dieta, sino en aprender a comer mejor. Y para lograrlo,  es necesario aprender a hacer las compras en el supermercado.

¡No se trata de echar comida a lo loco en el carrito! Siga estos consejos de la Universidad de Harvard, para hacer compras más saludables y de paso, ahorrar dinero.

 

Haga una lista de compras antes de ir al supermercado

Tome unos 10 minutos por semana para planificar lo que de verdad necesita comprar. Revise qué falta en la alacena, en la refrigeradora y lo que está pronto a acabarse. Hable con su familia y pregunte qué quieren comer esa semana, enliste las recetas y desglose los ingredientes que necesita.

 
aprender a hacer compras saludables
 

¡Es hora de usar la refrigeradora!

Anote en una lista lo que se va gastando y péguela en la refrigeradora. O use una nota en su teléfono, en la que pueda apuntar todo lo que necesita comprar. ¡Esto evitará que lo ataquen los antojos en el supermercado!

 

¡Vaya directo al área de verduras!

La primera parada debería ser el área de frutas y verduras. Dele prioridad a los productos frescos antes que los enlatados. Nuestra casa debería estar llena de productos frescos, ya que son la clave para tener una alimentación saludable. Si piensa hacer una crema de espárragos, cómprelos frescos en lugar de dejarse llevar por las sopas de paquete. ¡Su salud se lo agradecerá!

 

Planifique el horario para ir al super

Comprar con hambre es una pésima idea. Tampoco es bueno hacerlo si viene saliendo del trabajo muy cansados, ya que optamos por comprarnos comida para consolarnos.

La mejor forma de hacerlo es con el estómago lleno, lista en mano y poco tiempo. Entre, compre lo que dice la lista y salga antes de que se le antoje comprar algo más.

 

¡Todo está en las etiquetas!

Muchas veces nos dejamos llevar por lo que dice en la etiqueta y terminamos comprando productos que parecen ser saludables pero no lo son. Una buena forma de evitarlo, es aprender a leer las etiquetas de los alimentos.

No se trata de contar cuántas calorías tiene un alimento, sino más bien de saber qué es lo que contienen exactamente.

Un alimento se considera alto en sodio si tiene más 500 mg de sodio por cada 100 gramos. Y es bajo en este elemento, si tiene menos de 100 miligramos por la misma cantidad.

En cuanto a las grasas totales, un alimento es alto en grasas si tiene 20 gramos o más de grasa por cada 100 gramos de producto. Y es bajo si tiene menos de 5 gramos de grasa por cada 100 de producto.

Si hablamos del azúcar, un alimento es muy alto en azúcar si tiene 10 gramos o más de azúcar por cada 100 gramos de producto. Y es bajo en azúcar si tiene 2 gramos o menos por cada 100 de producto.

Si le aburre leer etiquetas, recuerde que las verduras y frutas no tienen. Y sin duda, son la opción más saludable siempre.

Aprender a hacer compras más saludables es vivir PuraVida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando comentarios de facebook ...

¿Gusta de más consejos como estos?
SUSCRÍBASE