Para hacer más sencilla la navegación hemos organizado el menú en éstas grandes categorías.

Buscando el balance perfecto para ser Pura Vida

Salud

¿Saltarnos el desayuno realmente nos hace engordar?

20 de febrero 2018

Llevamos toda la vida escuchando los sermones de nuestras mamás, cada vez que nos agarra tarde y no nos da tiempo de desayunar.  Nos han dicho de todo: que si no desayunamos no vamos a tener las fuerzas para aguantar el día, que nos va a doler el estómago y lo más temido: que vamos a engordar.

Y una vez más: las mamás tienen toda la razón. Según los expertos, esto es todo lo que pasa cuando nos saltamos el desayuno.

 
pinto- desayuno
 

No desayunar afecta la memoria

Lo dice la ciencia: los niños que desayunan tienen un mejor rendimiento en la escuela; ya que reciben todos los nutrientes y energía que necesitan para que su cerebro funcione bien.

Y si empezamos el hábito desde niños, es más probable que lo mantengamos el resto de la vida.

 

Evita que comamos saludable

Los nutricionistas recomiendan consumir al menos 8 porciones de frutas y verduras al día. Si nos saltamos una comida al día, es menos probable que lo logremos.

 

Saltarnos el desayuno altera nuestro metabolismo

Un estudio hecho por la Universidad de Bath del Reino Unido hizo un experimento: durante 6 semanas, le pidieron a un grupo de personas obesas y otro de personas delgadas, que desayunaran a diario; mientras que a otro grupo se le pidió ayunaran hasta el mediodía para medir los efectos.

Los científicos examinaron de cerca el metabolismo y la distribución de grasa corporal de todo el grupo. El estudio determinó que el metabolismo mejoró en el  grupo de personas delgadas que no desayunó; ya que aumentó la quema de grasa. Pero el efecto fue contrario para las personas obesas, ya que más bien acumularon grasa al no desayunar.

 

No desayunar nos hace menos creativos

Si el cuerpo no recibe las calorías que necesita, empezará a evitar gastarlas en algunas actividades. Por ejemplo, en pensar con claridad y de forma creativa. Además, nos hace sentir cansados y con pocas ganas de enfrentar el día.

 

Tenemos más riesgo de sufrir enfermedades

Saltarse el desayuno está directamente relacionado con mayores probabilidades de sufrir diabetes, presión alta, colesterol alto y obesidad.

 

Aumentamos de peso

Si omitimos el desayuno, lo más probable es que la ansiedad nos ataque a media mañana. El cuerpo exigirá reponer las calorías que no han sido consumidas, por lo que lo más probable es que los antojos sean poco saludables.

Muchos estudios indican que quienes se saltan el desayuno, terminan consumiendo un 20% más de calorías.

Ya sabemos que saltarnos el desayuno no es nada bueno…pero, ¿qué debemos comer en la mañana?

Los nutricionistas recomiendan 1 porción de carbohidratos, proteínas y vegetales en la primera comida del día. Puede ser un par de huevos revueltos con espinaca o tomate y dos tortillas, o avena con leche y fruta, algún cereal bajo en grasa con leche y banano.

¡Lo importante es empezar el día con el pie derecho! Levantarnos unos 20 minutos antes de lo normal, no es muy difícil y téngalo por seguro que su salud se lo agradecerá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando comentarios de facebook ...

¿Gusta de más consejos como estos?
SUSCRÍBASE