Para hacer más sencilla la navegación hemos organizado el menú en éstas grandes categorías.

Buscando el balance perfecto para ser Pura Vida

Salud

6 consejos para compensar los excesos de diciembre

02 de enero 2018

La pierna de cerdo, los tamales, el rompope y el queque navideño nos hicieron comer de más en diciembre. ¡Y es normal! Si ya siente varios kilos más de los que tenía cuando empezó diciembre, es hora de balancear los excesos de la época navideña.

Pero, ¿por dónde empezar?

diciembre-comer de más

Operación: elimine las sobras de diciembre

Y no, no se vale comérselas. Localice los chocolates que sobrevivieron diciembre y congélelos.  Regale el queque navideño y olvide los tamales sobrantes y póngase de una vez en modo: enero.

 

¡Más verduras!

Desayunar queque navideño con rompope solo es permitido en diciembre. Poco a poco es necesario regresar a nuestra rutina de alimentación habitual.

Una buena forma de hacerlo es desayunando proteína (huevos revueltos, por ejemplo), un carbohidrato (un trozo de pan o 2 tortillas) y fruta.

Aplique la misma lógica para el resto de sus comidas, enfocándose en ingerir más frutas y verduras.

 

Muévase, que los tamales no se queman solos

¡No trate de compensar la falta de actividad física de diciembre! Empiece por salir a caminar, trotar o nadar un poco. Cuando recupere su condición física, vuelva a su rutina de ejercicios normal.

Y si el año pasado no hizo ejercicio, enero es un buen momento para empezar. Los expertos recomiendan ejercitarse 4 veces a la semana para tener una vida más saludable

 

Busque opciones bajas en grasa

Trate de comer carne y pescados a la plancha, evitar las frituras, los postres y el licor. Añada más ensalada, proteínas magras (con poca grasa) y carbohidratos complejos (camote, pan integral, arroz integral) a su comida.

Si come ensalada, hágalo sin aderezos. Evite los lácteos altos en grasa y las calorías vacías de las bebidas.

 

¡Hidrátese!

Nadie se acuerda de tomar 8 vasos de agua al día en diciembre. Pero ese estilo de vida decembrino no es sostenible en el tiempo. El cuerpo humano necesita estar hidratado, de lo contrario puede producir una falsa sensación de hambre, cansancio y malestar general.

 

No hay dietas milagrosas

Es normal sentirse culpable y querer empezar una de esas dietas locas para perder peso. ¡Pero no lo haga! Si ya comió en exceso, no trate de compensarlo con pasar hambre y alimentarse a base de frutas y verduras.

Los nutricionistas recomiendan regresar a la alimentación normal, con menos porciones, pero todos los grupos de alimentos. Las dietas detox se ponen de moda en enero y sí, son altas en vitaminas y minerales; pero algunas son extremas y lo único que provocan es un desbalance mayor en el organismo.

Y si quiere ser todavía más saludable este año, trate de no seguir una dieta. Nada más incorpore más alimentos “vivos” en su plato cada día. Si come más verduras y frutas y menos alimentos procesados, notará la diferencia.

Agradecimiento especial a la nutricionista María Laura Matamoros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando comentarios de facebook ...

¿Gusta de más consejos como estos?
SUSCRÍBASE